Etiqueta: putas y poesía

Con mano de hierro

Con la misma pasión y devoción con la que un alfarero moldea su pieza de barro, así deslizaré mis manos sobre tus pechos, mis manos estarán húmedas del sudor de cuerpo que se derretirá cual hielo al sol, gotas cristalinas y saladas de sudor rodando lentamente  por todo tu cuerpo, dejando a su paso las huellas de tu excitación, ellas también disfrutan el contacto, la caricia de tu piel, y qué no darían por por detenerse eternamente en la suavidad de tu piel. 

Manosearé, apretujaré tus pechos con gran vicio, morderé tus pezones tan fuerte que te escucharé gemir. Mis manos dejarán de ser de alfarero para convertirse en las de un herrero, entonces sentirás toda la potencia de mis brazos de hierro. Sentirás el fuego, la ardiente llama que devorará tu cuerpo, derritiéndolo muy lentamente como la llama a la vela mientras mi espelma se derrama.

Tu cuerpo crepitará con cada golpe de mi martillo, haciendo temblar cada parte de tu cuerpo… el cosquilleo entre tus piernas será tan intenso que tus piernas se abrirán como una flor al sol, entonces beberé el néctar, el jugo agrio amargo de tu hermosa y delicada flor.

Anuncios

Un poema inconcluso…

Hoy tenía planeado en mi agenda escribir un poema, para este blog,
pero no se me ocurrió una mierda.
Mejor les voy a contar de la vez que perdí mi santísima virginidad con un una puta. ¡Sí, eso si que es historia, grato recuerdo! ¡Bué experiencia! Buena mierda que contar… así es.
Lo recuerdo como si fuese ayer:
Sus tacones altos resonando en un pasillo oscuro,
sus media rotas, su tanga roja, sus labios también (ambos).
Aún recuerdo el olor de su perfume barato… lo tengo impregnado en mis fosas nasales perennemente.
El pago, lo acordado… sin negociar ni nada, no pedí rebaja ni nada, hubiese aceptado cualquier precio… yo estaba endemoniado.
Ella desvistiéndose en silencio y casi con timidez, como si fuese su primera vez.
Yo ya no estaba seguro de querer hacerlo, tenía miedo y salí corriendo.

El siguiente fin de semana lo volví a intentar; esta vez con un travestí, esta vez no corrí pero me corrí muy pronto…