Etiqueta: Cocaína

El polvo

Sangra mi nariz a causa del polvo,
arde mi garganta a causa del polvo,
arde y sangra mi ano a causa del polvo… 

Anuncios
Beneficios de la coca

Beneficios de la coca

Toda la gente habla de lo mal que te hace la coca, aburrido. Enumeraré algunos de los beneficios de inhalar cocaína:

  1. Te ayuda con las exposiciones y exámenes. Con coca siempre vas por un cien. La excelencia académica es garantizada.
  2. Es el mejor estimulante a la hora de estudiar.
  3. Es el mejor estimulante a la hora de coger. Durás tanto como los actores de las películas porno.
  4.  Si haces deporte y sos bueno, hasta podés ser el mejor del mundo. Yo ya he ganado varias copas…
  5. Con coca podés leer libros de quinientas páginas en un par de horas.
  6. Gran fuente de inspiración. Pero cuidado, no hay que abusar de la blanca porque entonces deja de ser inspiración.
  7. Con coca agarrás el valor que te falta para hablar con la chica que te gusta.
  8. Con un par de rayas en el cuerpo la vida es más bella.
  9. La coca te da fuerza cuando ya no la hay.
  10. Con coca nunca te sentirás solo.

Imposible imaginar una vida sin ella.

Sin ti no puedo

Juana debía presentarse a una exposición de una de sus clases de la universidad, pero, Juanita estaba habituada a hacerlo con ayuda… y ese día no encontró a su super amiga por ninguna parte. Tendría que hacerlo sola, pero ella sabía que sola era muy difícil, casi imposible. Pero igual, ella estaba dispuesta a intentarlo.
Faltaba unos diez minutos para empezar su presentación, y Juanita ya estaba muy nerviosa; le sudaban las manos, le temblaban las piernas, le faltaba el aire.
Juanita corrió al baño, le habían dado ganas de orinar, pero no logró orinar más que un par de gotas amarillentas y mal olientas. Revisando su cartera en busca de papel, en medio de innumerables accesorios de belleza y tarjetas de todo tipo, se encontró con una bolsita que contenía un gramo de polvo…
-los milagros si existen -pensó- y empezó a desanudar la bolsa con gran ansiedad, pero algo pasó, Juanita se detuvo, volvió a anudar la bolsa y la tiró en el basurero con el resto de papales enmierdados. Esta vez quería hacerlo sin ayuda. Soltó un hondo suspiro y salió corriendo del baño.
La sala estaba llena, esperando por Juanita… ella empezó a hablar, su voz se quebraba, tartamudeaba, había olvidado lo que debía decir o como decirlo, como si se hubiese olvidado de como hablar, como si fuera la primera vez que hablaba, y de hecho lo era; era la primera vez que hablaba en público sin haber inhalado un poco.
Juanita se dio cuenta de su error y pensó que aún estaba a tiempo de arreglarlo, se disculpó y pidió que la esperancen por por dos minutos. Corrió al baño rezando al cielo que no estuviese ocupado el baño en el que había tirado la coca. La puerta estaba cerrada, Juana la tocó desesperada, una chica salió un poco asustada y sin decir nada Juanita se encerró y empezó a buscar en la papelera su anhelada bolsa, como toda adicta, Juana no conoce el asco, sus manos desnudas levantaban papel tras papel, unos mojados, otros embarrados en marrón y amarillo…
Al fin encontró su bolsa, y con la habilidad que tienen la mujeres para maquillarse se empolvó la nariz y salió muy feliz del baño.
“Fue una gran presentación, aún se escuchan los aplausos…”