Día: 10 febrero, 2018

Cagando palabras

Cagando palabras

Necesito confesar una cosa; un hombre necesita sacar lo que lleva dentro, eyacularlo, vomitarlo, en el peor de los casos, cagarlo, creo que este es mi caso, siento que estoy cagando. Así es. Quería confesar que siento una terrible repugnancia por la gente común y corriente, debo confesar que odio a la juventud de la cual soy contemporáneo, odio sus malditas modas, su falta identidad, sus falsos valores, sus estúpidas fotos con lengua y orejas de perro en todas partes. Me descontrola los nervios ver sus “memes” de mierda por todas partes, parece que carecen de creatividad para escribir una mierda por cuenta propia, todo lo que comparten es una hedionda cagada verdosa.

Debo confesar también que me asquean las mujeres decentes, comunes y corrientes; yo soy un hombre de putas y travestis. Así es, las putas si saben como comportarse en una fiesta, ellas si saben como mover el bote, a ellas no les importa quien las esté viendo o escuchando, las putas se tiran un pedo y se cagan de la risa, se  sacan los mocos y se los limpian en su camisa… Dios, creo que nunca podré salir con una mujer decente, me gustan las mujeres paranoides, las adictas, las subnormales, las esquizas…

Estoy un poco jodido en este momento, me sentiría mejor con una raya entre las cejas, o quizás aún mejor con una bala entre las cejas.
Les deseo un puto feliz fin de semana, ¡ah, y que vivan las putas y los travestis!

Anuncios