Te quiero

–Darling, –dijo–, quiero que me escribás un bello poema.
Yo me emocioné mucho. Le escribí esto:

Yo te quiero.
Te quiero mucho.
Yo te quiero, atada de pies y manos en mi cama,
yo te quiero, ¡Dios, cuanto te quiero!
Te quiero, quitar la ropa con un cuchillo…
Yo te quiero, violar…

Yo te quiero, ¡cuanto te quiero!
Yo te quiero, cortar el cuello con mi cuchillo.
Te amo.

–¡Me encanta! –gritó–, yo sabía que tu talento no me defraudaría. Es más de lo que hubiese imaginado.
Dijo eso, se acercó y me dio un beso en la boca, luego puso su boca en mi oído y me dijo que lo hiciéramos  realidad… sentí su lengua hundirse en el agujero de mi oído, Dios, me sentí violado.
–¡Jesús a qué clase de anormal le puede gustar ese mierda! –grité.
La aparté de un empujón y me alejé dos pasos de ella.
–Pues a mí me gusta tu mierda, –se acercó otra vez hasta casi rozar mis labios con los suyos–, vos sabés que yo me comería tu mierda si me lo pidieras Ixtab. Me gusta tu rareza loco, y eso no lo podés cambiar, soy tu fan número una y eso es irremediable. Te amo loco.
–¿Te gustaría ser mi novia? –pregunté.
–No, –respondió ella.
Dijo eso y se fue.
Así fue.

Anuncios

7 comentarios sobre “Te quiero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s