Día: 2 diciembre, 2017

Un poema inconcluso…

Hoy tenía planeado en mi agenda escribir un poema, para este blog,
pero no se me ocurrió una mierda.
Mejor les voy a contar de la vez que perdí mi santísima virginidad con un una puta. ¡Sí, eso si que es historia, grato recuerdo! ¡Bué experiencia! Buena mierda que contar… así es.
Lo recuerdo como si fuese ayer:
Sus tacones altos resonando en un pasillo oscuro,
sus media rotas, su tanga roja, sus labios también (ambos).
Aún recuerdo el olor de su perfume barato… lo tengo impregnado en mis fosas nasales perennemente.
El pago, lo acordado… sin negociar ni nada, no pedí rebaja ni nada, hubiese aceptado cualquier precio… yo estaba endemoniado.
Ella desvistiéndose en silencio y casi con timidez, como si fuese su primera vez.
Yo ya no estaba seguro de querer hacerlo, tenía miedo y salí corriendo.

El siguiente fin de semana lo volví a intentar; esta vez con un travestí, esta vez no corrí pero me corrí muy pronto…

 

 

Anuncios