Las puertas

Las puertas

Cayeron tres rayos en el mismo lugar.
Uno tras otro sobre el río, haciendo temblar el volcán.
En seguida vi dos puertas gigantes azul cielo, decoradas con diamantes y estrellas.
Mi cuerpo se estremeció ante dicho escenario.
Era más que un sueño, sentía que no debía estar allí.
Era como estar en la presencia de una fuerza muy poderosa.
Era como si hubiese cruzado el límite,
creí que Dios mismo me iba consumir por estar tan cerca de su trono.
Se formó un remolino en el que flotaban extrañas figuras,
no sé como describirlas, solo sé que mis ojos trataban de no verlas porque su destello era cegador y poderoso…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s