Mes: mayo 2016

Hijos de la calle

Hijos de la calle

Lunes, recogemos botellas y latas de refresco, de esas que la gente tira en la calle porque no conocen los basureros. Nos pagan tres pesos por libra. Cuando ya hemos llenado un par de sacos, vamos a venderlos, primero los pesan y luego nos dan nuestra parte.
Con el dinero recaudado compramos guaro, cigarros y algo de comer. Ya borrachos los problemas son más llevaderos, olvidamos que somos hijos de la calle, que no tenemos techo ni comida, que hace frió y tenemos hambre…vagabundo
Martes, Nos vamos al parque y nos ganamos un par de pesos dibujando en el piso, con crayones. Sí, somos artistas de la calle, nuestros dibujos son muy abstractos, producto de la influencia del alcohol y la marihuana, creo que a la mayoría de gente no le gusta, o no saben apreciar el buen arte, porque nunca hemos recibo un buen comentario de nuestros lienzos.
Miércoles, los miércoles trabajamos en los semáforos como malabaristas, pero en eso no soy muy bueno, siempre se me caen las pelotas, así que mejor me dedico a limpiar vidrios de carros mientras mis amigos tratan de mantener las pelotas en el aire.
Jueves, los jueves, no trabajamos, simplemente nos quedamos a pedir dinero en cada esquina de esta podrida ciudad.
Viernes, los viernes –mis favoritos–, nos vestimos de mujer y salimos a vender nuestros servicios por las calles. Es nuestro día más productivo.
Sábado, los sábados nos bebemos el dinero que hicimos el día anterior, compramos mucho guaro y bebemos todo el día hasta perder la razón.
Domingo, es el día elegido para recuperarnos de las parrandas de toda la semana, ese día nadie consume drogas, ese día nos bañamos y vamos a misa.
¡El lunes todo vuelve a empezar!

Anuncios

Tiempo de sombras

Mamá, por favor, no me obliguen a tomar esos medicamentos, me hacen perder el control, no lo puedo soportar, son un infierno. ¡Por favor mamá! Estoy muerto de miedo, se siente como si fuera a morir, mírame, estoy llorando, yo que nunca he llorado. Por favor no me hagan esto.
Tiene que haber otra solución, yo no voy a tomar ese medicamento un día más, no por mi propia voluntad, tendrán que amarrarme o internarme.
¡Ay! A veces siento que ya no puedo respirar más, me duele el cuerpo y me tiemblan las piernas. ¿Qué me está pasando mamá? ¿Estoy muy enfermo? ¿Me voy a morir?
¡Por favor, no me dejen solo en este hospital! ¡Quiero estar en mi casa!
Solo quiero que todo sea como antes…

Ensalada de hongos

Ensalada de hongos

En medio del bosque, donde aún es posible respirar aire puro, iniciamos el conjuro.
¡Te lo juro, esto es puro!
Amigos míos, aquí empieza nuestro viaje… abran sus alas y vuelen conmigo.
Iremos a la luna y luego a las estrellas, y un poco más allá.
!Tomemos uno cada uno, comamos y bebamos¡
El paraíso se encuentra en muchas plantas y sustancias. He aquí, las llaves del cielo y el infierno.

Oración

Oración

“Oh Dioses de mis ancestros Mayas,
yo les ofrezco mi alma y la de mis hijos,
si a cambio ustedes me dan el poder para exterminar a los colonos.”

Perdónennos por hablar en esta lengua impuesta,
perdónennos por haber orado a la cruz.
Pero si ustedes nos brindan su poder, venceremos.
Le sacaremos el corazón a los colonos en sacrificio a ustedes.

El borracho

El borracho

Estoy abandonado en esta casa triste y vacía, mi única compañía es un litro de Tatascán y mi fiel amigo, mi perro guardian. De vez en cuando le doy un par de tragos para que se anime conmigo. Es un gran bebedor, como su dueño.
He vendido muebles y cualquier cosa de valor de esta casa para poder seguir tomando. Cortaron la luz y el agua, ¡no las necesito!
Hace como un mes empecé a beber y hace como tres semanas que no me baño. Tengo que cagar en bolsas o en periódicos porque el baño se tapó, pero eso no importa en absoluto, estoy  borracho todo el tiempo, no tengo tiempo para ascos.
Lo que si me preocupa es cuando encuentren mi cadáver en medio de este cagadero,  nadie quiere ser recordado en semejante condición de borracho abandonado.
He tomado la decisión de morir  bebiendo. ¡Si alguien tiene el privilegio de elegir su muerte, que la mía sea morir de borracho!
Escribí una carta suicida hace un par de días… pero no la encuentro, creo que me limpié el culo con ella.
Espero que con esas seis botellas de guaro que tengo guardadas, más un par más que pueda conseguir, sean suficientes para morir, porque de lo contrario tendré que limpiar este cagadero.

La novia de mi hermano

Mi hermano invita a su novia a nuestra casa, “para ver una película”, yo los acompaño, pero me doy cuenta que sobro, y que es hora de desaparecer, les digo que me voy, me piden que me quede.
Como buen perro, soy obediente y me quedo.
Suena el teléfono, mi mamá necesita que mi hermano vaya a recoger algo a su trabajo, él me pide que le ayude, porque no puede dejar a su novia sola, como buen hermano que soy le digo que lo esperaremos, que no veremos la película mientras el no haya regresado.
Él se va, y su novia yo nos quedamos solos.
Ella me gusta, y yo le gusto más que mi hermano, lo sé, puedo verlo en sus ojos.
Me acerco un poco más a ella, y le pido un beso, me dice que sea rápido porque puede volver el mi hermano.
Nos besamos y tocamos…
–¿Cuanto tardará tu hermano? –pregunta ella.
–una hora.
–Quiero conocer tu cama.
Una hora después mi hermano volvió, yo los dejé solos para que vieran su película.